29 de julio de 2007

DAVID BRAÑA

Nací en Barcelona. Por aquel entonces yo era pequeño y mi madre se empeñó en estar a mi lado en todo momento durante el parto. Al crecer me hice más grande y durante ese tiempo absorbí datos que luego utilicé para hacer chantaje (algo que nunca había reconocido). Con lo que conseguí chantajeando, me compré mi primer cómic, el resto los robé hasta que me pillaron y tuve que huir de la ciudad con mis padres. Cuantos más cómics leía más me gustaban, así que a los 15 años decidí que ya era hora de ir a la escuela y aprender a escribir, porque había tomado una firme decisión en mi vida: ¡iba a ser guionista de cómics! Desde entonces hasta ahora no he parado ni un momento (¿será por eso que estoy tan cansado?). Edité hace unos años una historia corta en el cómic Renna y un cómic titulado Black Clark con la desaparecida editorial zaragozana Burz Comics; hace un par de años gané un concurso que dio como fruto la edición de un álbum llamado La Alcorisa que se hizo Villa, he colaborado con el fanzine Atumoe!, con la revista Sable, con la editorial FXGràfic, en la revista Culebra Cómics, RIP Culebra (de próxima aparición este año) y el cómic LAW&CO. que espero salga este año a la venta. Estoy preparando un álbum para una editorial española (disculpad que no dé más detalles, no me está permitido por ahora), una miniserie para una independiente de los USA (tampoco puedo dar más detalles) y tengo en preparación varios proyectos (entre ellos la versión definitiva del citado Black Clark) que espero sean del interés de alguna editorial cuando estén listos para presentar. En definitiva, no voy a parar, voy a desfallecer, porque escribir es mi pasión. Por cierto, me gusta escribir sobre casi todo: Ci-Fi, terror, espada y brujería, superhéroes, fantasía, misterio... No le tengo miedo a nada. En la actualidad resido en Vigo, con la mujer de mi vida que pronto serán dos, pues voy a ser papá de una niña.

Mail de contacto: deivid_dd@yahoo.es

2 comentarios:

Julkillo dijo...

Tu lo sabes y sabes que yo sé que lo sabes

David Braña dijo...

Y como el saber no ocupa lugar...